Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Ok Más información

Proceso

Adopción de un cachorro:

Los cachorros menores de 3 meses se entregarán desparasitados externa e internamente. Durante los primeros días debemos observar las heces del animal para detectar la posible presencia de lombrices en las mismas. Si así fuera, se repetirá la desparasitación interna a los 15 días, acudiendo para ello, a un centro veterinario.

El animal adoptado necesita, al menos, una semana para su correcta adaptación al nuevo hogar. El cambio de ambiente y de alimento puede causar un alto nivel de estrés haciendo que su sistema inmunitario se debilite. Debido a esto es frecuente la aparición de diarreas que podemos solventar siguiendo los siguientes consejos:

Adopción de un adulto:

Los animales adultos presentan un sistema inmunitario más desarrollado que el de los cachorros. Pese a ello, tras la primera semana de adaptación es conveniente llevarlos a una clínica veterinaria para proceder a la vacunación y desparasitación (si se observan parásitos en heces) según determine el profesional.

Si aparecen diarreas y vómitos, sólo habrá que seguir los mismos pasos que con los cachorros.